10 años de una fiesta brasileña que llenó de alegría el Pescarmona

El domingo 8, la Fiesta de Confraternización de Brasil en Mendoza tuvo su décima edición en su nueva sede, el Espacio Verde Luis Menotti Pescarmona, que permitió albergar a un mayor número de asistentes que participaron de esta propuesta llena de color y energía para anticiparse a la primavera. Mirá las galerías de fotos de un festejo único.

Con entrada totalmente libre y gratuita, miles de mendocinos y residentes brasileños de nuestra provincia asistieron al encuentro y llenaron de alegría uno de los centros urbanos más importantes de Godoy Cruz. Desde la siesta y hasta entrada la tarde, el clima de fiesta se expandió por todo el parque para celebrar la independencia del vecino país y fortalecer los lazos de hermandad entre la comunidad brasileña y argentina.

En su 10º aniversario, se amplió la cantidad y calidad de los atractivos que se ofrecieron, con una gran variedad de espectáculos y opciones artísticas para disfrutar. En este sentido también el público podía recorrer un extenso patio de comidas y disfrutar diferentes tipos de sabores con una vista privilegiada al escenario principal o recorrer el predio para disfrutar de sus bondades.

Además de realzar la belleza que recorre la geografía del vecino país, la fiesta persigue un fin solidario ya que, a modo de entrada se solicitaba a los asistentes la colaboración voluntaria con un alimento no perecedero, a beneficio de comedores infantiles.

Este convocante festival, que ya es un clásico del calendario cultural de la ciudad cuenta todos los años con la organización conjunta de la Municipalidad de Godoy Cruz y el Consejo de Ciudadanos Brasileños en Mendoza, a quienes se suma la colaboración de los miembros del Consulado General de Brasil.

De esta manera, grupos de amigos y familias pudieron divertirse a pleno en este festival, con una invitación que reunió el suculento sabor de algunos de los platos más representativos de Brasil, así como los sonidos que son una marca imborrable de su identidad cultural. El menú al paso incluía las clásicas feijoada y caipirinha, más pao de queijo, coxinha, platos dulces, postres, jugos de frutas y licuados tropicales, entre muchas otras delicias.

A medida que el festejo iba tomando protagonismo, los presentes se animaban a armar improvisadas coreografías y dejarse llevar por la riqueza musical que retumbaba en cada rincón. Entre los shows que se apoderaron de la jornada brilló el talento de propuestas que aportaron mucho ritmo y algarabía, entre ellos, “Escola Verde e Rosa”; “Las Reviradas Maracatu”, “Capoeira Reconcavo”, el fuerte latir de la percusión de “El Kallo Samba Reggae” y la “Puncuyo Batucada”, grandes clásicos de rock en castellano y portugués con “Dedé y los Malukos” y, para un cierre de lujo, las garotas de “Batida de Coco” trajeron el alma del carnaval para la ovación final del público.

Septiembre 9, 2019


Más noticias
Godoy Cruz Joven presenta la Casa de la Diversidad para trabajar con la población LGBT+