El aniversario de Godoy Cruz se celebró con música en vivo, circo, teatro y mucho más

El pasado sábado 11 de mayo fue el 164º aniversario del departamento y el municipio organizó una jornada de espectáculos en torno a la Plaza Departamental y el Teatro Plaza, con atracciones para que disfrute toda la familia. El público pudo presenciar, de manera gratuita y al aire libre, las actuaciones de diferentes bandas locales y la participación estelar de Los Iracundos. Asimismo se llevó a cabo el estreno de la obra “Memorias del agua”.

Godoy Cruz cumplió 164 años y, tras vivir una magnífica velada de gala protagonizada por el Coro Cantapueblo y numerosos invitados de lujo, el sábado por la mañana se realizaron los actos protocolares en los jardines del HCD, en la iglesia San Vicente Ferrer y en la Plaza departamental.

Los festejos tuvieron su punto inicial, minutos después de las 9:00, cuando el Intendente de la comuna, Tadeo García Zalazar, junto a autoridades provinciales y funcionarios municipales, participó de las tradicionales actividades protocolares. La agenda incluyó el izamiento de la bandera nacional, provincial y departamental, el TEDEUM y un recorrido por la plaza departamental para realizar la clásica ofrenda floral a Tomas Godoy Cruz. Luego, los presentes pudieron presenciar la actuación de las orquestas infanto juveniles Salvador Terranova, que depende de la DINAF, y la de la escuela Emaús.

Minutos después de las 14:00, la Plaza Mayor se convirtió en un extenso espacio recreativo y el centro de variadas opciones culturales para todo público. Alrededor del concurrido espacio verde y urbano se montaron una colorida feria de artesanos, un patio de comidas con variadas opciones gastronómicas y una vistosa exposición de vehículos antiguos.

Para dar comienzo con la grilla de espectáculos, los integrantes del “Circo de Getulio” comenzaron con sus desopilantes intervenciones. El elenco de artistas circenses desperezó al público con un espectáculo que combinó grandes dosis de humor y disciplinas dirigidas especialmente a los niños y niñas que se maravillaban ante cada proeza.

Los miembros de La Taba Rock Country fueron los primeros en imprimirle ritmo a la tarde con su particular combo musical. El grupo fue entregando los temas de su primer disco homónimo de estudio y algunos clásicos, enfundados en una irresistible combinación de rock, blues, country y clima del lejano oeste. Luego fue el turno de la banda independiente Igualitos, liderada por los hermanos Sebastián y Francisco Videla, que recorrió diferentes atmósferas sonoras con su característica fusión de ritmos pegadizos y letras contestatarias.

Con la presencia del conjunto Los Iracundos, el clima musical viró hacia el recuerdo de grandes clásicos que hicieron bailar y enamorarse a varias generaciones. El ensamble liderado por Lucas Burgues en la voz principal, arreglos, guitarra y dirección se embarcó en un show que recorrió gran parte de la historia del grupo y sus décadas de esplendor, con los éxitos “Va cayendo una lágrima”; “Te has quedado sola”; “Es la lluvia que cae” y el aclamado “Puerto Montt”, entre otras joyas del repertorio Iracundo.

Con una trayectoria artística de más de 40 años, Los Posobon se han convertido en referentes indiscutidos de la música popular. Con una vibrante performance que no dio respiro, varios de los presentes fueron invadidos por el ritmo de Carlos Posobon y su conjunto y bailaron junto al carismático músico y su interpretación de grandes éxitos de antaño extraídos de la cumbia, el cuarteto, el vals o la música italiana.

El Plaza, de estreno

Al caer la noche se llevó a cabo el cierre de la celebración, con la primera presentación ante el público de “Memorias del agua”, una obra teatral realizada íntegramente por hacedores mendocinos. El montaje es una propuesta de teatro físico y narrativo, con la destacada actuación de Pinty Saba y un elenco compuesto por Melisa Anconetani, Nadia Kotlik, Nicolás Nime y Sergio Martínez, quien también tuvo a su cargo el texto y la dirección general de la puesta. El asistente técnico es Mario Jara y el diseño de utilería y escenografía corresponde a Micaela Mondejas.

“Memorias del agua”. Destino de mares y acequias” está compuesta por relatos sobre la inmigración, desde fines del siglo XIX a las primeras décadas del siglo XX, en Godoy Cruz. Estas historias, son las experiencias de un puñado de personas, que, como miles de inmigrantes llegaron a nuestra comunidad buscando su anhelada felicidad y hablan de una historia aún vigente y con fuerte repercusión en nuestro desarrollo actual.

Mayo 12, 2019


Más noticias
Concierto solidario en el Teatro Plaza