Mujeres godoycruceñas fabrican juegos infantiles de madera - Godoy Cruz

Mujeres godoycruceñas fabrican juegos infantiles de madera

Emprendedoras, creativas y con ganas de seguir aprendiendo. Tres mujeres que se capacitaron en el taller de fabricación de camas, se sumaron a otra iniciativa. En esta ocasión, aprendieron a hacer juegos de mesa infantiles con las maderas sobrantes

El taller de carpintería se puso en marcha en mayo de 2022, como parte del proyecto Despertar Solidario. El mismo lo lleva adelante la Dirección de Desarrollo Social. Siempre en el marco de la Economía Social, de las políticas de protección para las poblaciones más vulnerables y del acompañamiento en situaciones de emergencia.

Por medio de las clases se capacitaron más de 80 personas en seis lugares del departamento. Este tipo de medidas ayudan a la inserción laboral porque mejoran las posibilidades de autoempleo e ingresos. También impulsan la participación ciudadana en actividades solidarias. Y promueven la mejora en las condiciones de vida de familias en situación de vulnerabilidad social. Durante el 2022 se entregaron los elementos producidos en los talleres de carpintería. Así, se distribuyeron 73 camas: 58 marineras, 12 tradicionales y 3 extensibles con medidas no estándar.

¿Y qué hacemos con las maderas que sobran?

Entonces, redoblando la apuesta, con las maderas sobrantes surgió una nueva posibilidad. También como una forma de potenciar la economía circular, se propuso armar juegos de mesa. Y con este taller se entusiasmaron tres de las mujeres que habían participado del armado de camas.

En esta línea surgió la propuesta de idear y producir juegos didácticos. A partir de los restos de maderas sobrantes, se propuso impulsar el desarrollo cognitivo de los más pequeños. Se trata de juegos que no se encuentran a la venta, sino que se entregan de forma gratuita en distintas actividades recreativas.

¿Quiénes se sumaron a esta propuesta?

En cuanto al recurso humano a cargo de la fabricación, María, Alejandra y Daniela tienen diversas trayectorias de vida, pero todas con el común denominador de la vocación social. Fue así que desde noviembre del 2022 sumaron sus conocimientos y experiencias al proyecto lúdico. Ellas se muestran convencidas del gran aporte que representa trabajar de forma creativa y sustentable con materiales reciclados. Con el extra que significa que lo que hacen con tanto esmero y amor tiene como destinatarios a los más pequeños.

Alejandra Araya contó que la experiencia superó ampliamente sus expectativas. “Mis primeros pasos con la madera – explicó – los dí en el taller de carpintería de la economía social, que se dictó en el barrio Covimet en el 2021″, indicó. “Luego me sumé al de armado de camas, en el que conocí otro tipo maderas y de maquinarias”, afirma y se entusiasma. “Allí aprendí a manejarlas, ya que no tenía nociones previas en su manejo” dice Alejandra. Y a medida que pasaron los meses fue adquiriendo experiencia. Después, participó de la capacitación para hacer juegos.

“Hacer juegos para niños que nunca tuvieron un juguete”

Al poco tiempo de que comenzara a funcionar el taller y casi a contrarreloj, María, Alejandra y Daniela se pusieron como objetivo construir juegos para las fiestas de fin de año. La idea era entregar la mayor cantidad posible a las familias atendidas por las áreas de desarrollo social, niñez y género. En ese momento, se entregaron más de 30 juegos como Jenga, rompecabezas, figuras apilables y dados.

Alejandra coincide con María Gómez en la alegría que sintieron al ver a niñas, niños y personas mayores utilizar los elementos lúdicos. “Fue hermoso ver como jugaban, usaban su imaginación y creatividad con los productos que nosotras realizamos” narra Alejandra conmovida. En tanto María agregó que “fue muy emocionante hacer juegos para personitas que quizás nunca tuvieron un juguete“.

Por su parte, María relató su trayectoria. “Empecé en las clases de armado de camas. Durante 3 meses no falté nunca, me encantaba ir a aprender” detalló. Esta mamá de tres pequeños expresó que “antes de finalizar esa capacitación me sumé al taller de juegos de madera“. Sostuvo que al sumarse tenía mucho miedo. Pero sus temores quedaron atrás apenas lo conoció, ya que se sintió cómoda con la propuesta.

Finalmente, las chicas coincidieron en que el taller no sólo les permitió aprender cosas nuevas, sino que además las hizo ser mejores personas. Y agradecieron la oportunidad de tener una nueva salida laboral.

Para consultas sobre las propuestas de capacitación, llamar de lunes a viernes, de 8 a 14, al 4429367/70

Enero 25, 2023


Más noticias
Espacio Arizu: el futuro Museo del Vino ya luce importantes avances